La creciente popularidad de los servicios de traducción automática

Con la creciente popularidad del contenido digital y las expectativas de los clientes de traducciones de calidad en su propio idioma local, las empresas de traducción experimentan una gran presión de las empresas internacionales para localizar el contenido con el fin de obtener la máxima presencia en línea.

google-translate a

Como los recursos humanos por sí solos no pueden satisfacer las necesidades de traducción emergentes de las empresas globales, la tecnología debe ayudar en este proceso. Es aquí donde la traducción automática entra en escena.

La traducción automática es la clave para satisfacer las crecientes necesidades de traducción de las empresas globales y ayudarlas a mantenerse a la vanguardia en su ámbito competitivo.

Antes de continuar con las ventajas, es importante comprender qué es una traducción automática y cómo funciona. La traducción automática es un proceso en el que el contenido se traduce con la ayuda de una computadora.

Lo interesante de este proceso es que la traducción de grandes cantidades de datos no requiere intervención humana. Los motores se configuran con datos de entrenamiento o con diccionarios y reglas.

El pensamiento (es decir, el trabajo de traducción) se realiza en minutos mediante algoritmos y scripts de computadora que relacionan un idioma con otro utilizando estadísticas o reglas que coinciden con un idioma con la estructura del otro.

El trabajo de traducción automática se clasifica principalmente en dos tipos: sistema basado en reglas y sistema estadístico. Un sistema basado en reglas usa una combinación de reglas de lenguaje y gramática junto con diccionarios para palabras comunes.

La mayoría de los sistemas de traducción se desarrollaron laboriosamente creando reglas y ejemplos entre un idioma y otro, estableciendo los paralelismos y las relaciones entre ellos.

Esto estaba bien cuando los idiomas estaban relacionados o al menos pertenecían a la misma familia, pero no dieron buenos resultados cuando los idiomas no estaban relacionados en absoluto. Los tiempos y costos de desarrollo fueron masivos, al igual que los recursos lingüísticos requeridos.

Por otro lado, un sistema estadístico no toma nota de ninguna regla de idioma y requiere grandes cantidades de datos paralelos que a su vez requieren “limpieza” (descartar los errores) y personalización (dando más importancia a algunas expresiones respecto a otras).

Un sistema de traducción automática estadística puede traducir grandes cantidades de datos de manera rápida y eficiente, y es la tecnología detrás de tantas nuevas ofertas de traducción que tenemos en la web, dispositivos móviles, etc.

Debido al eficiente sistema de traducción estadístico de Pangeanic, la Unión Europea le ha encargado a la empresa española desarrollar un motor de traducción para las 24 lenguas oficiales de los países miembro.

El proyecto (el “Google Translate” de la UE), que durará aproximadamente dos años, le retribuirá 2 millones de euros a la empresa.

Si bien algunos motores de traducción utilizan al inglés como idioma intermediario, este proyecto requiere que la traducción sea siempre directa entre cualquier combinación de idiomas de las 24 lenguas de los estados miembro. Esto significa que serán 420 motores de traducción independientes.

Otras empresas para conocer